La vida silvestre en términos generales se refiere a toda la flora y la fauna que se desarrolla libremente en su hábitat.

¿Sabías que en México existe una ley que cuyo objeto es el establecer la concurrencia del Gobierno Federal, de los gobiernos de los Estados y de los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, relativa a la conservación y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre y su hábitat en el territorio de la República Mexicana y en las zonas en donde la Nación ejerce su jurisdicción?

La Ley General de Vida Silvestre fue publicada en Diario Oficial de la federación el día 3 de julio del 2000.

Consta de 130 artículos los cuales están consolidados en ocho títulos los cuales hablan sobre las Disposiciones preliminares, Política nacional en materia de vida silvestre y su hábitat, De las Autoridades, Concertación y participación social, Disposiciones comunes para la conservación y el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre, Conservación de la vida silvestre Aprovechamiento de la vida silvestre y Medidas de control y seguridad, infracciones y sanciones.

De acuerdo esta ley y en su Artículo 3º. se entiende como Vida Silvestre a “Los organismos que subsisten sujetos a los procesos de evolución natural y que se desarrollan libremente en su hábitat, incluyendo sus poblaciones menores e individuos que se encuentran bajo el control del hombre, así como los ferales.”

Se entiende como Conservación a “La protección, cuidado, manejo y mantenimiento de los ecosistemas, los hábitats, las especies y las poblaciones de la vida silvestre, dentro o fuera de sus entornos naturales, de manera que se salvaguarden las condiciones naturales para su permanencia a largo plazo.” y al Hábitat como “El sitio específico en un medio ambiente físico, ocupado por un organismo, por una población, por una especie o por comunidades de especies en un tiempo determinado.”

Es de particular importancia mencionar que en su Artículo 4o. se describe que “Es deber de todos los habitantes del país conservar la vida silvestre; queda prohibido cualquier acto que implique su destrucción, daño o perturbación, en perjuicio de los intereses de la Nación. Los propietarios o legítimos poseedores de los predios en donde se distribuye la vida silvestre, tendrán derechos de aprovechamiento sustentable sobre sus ejemplares, partes y derivados en los términos prescritos en la presente Ley y demás disposiciones aplicables. Los derechos sobre los recursos genéticos estarán sujetos a los tratados internacionales y a las disposiciones sobre la materia.”

En CAAFF queremos que la vida silvestre prospere por lo que en cada uno de nuestros estudios y acciones buscamos el proteger las especies de plantas y animales, fortaleciendo el manejo adecuado y en la mejora continua de las acciones para la conservación, creación o restauración de nuevos hábitats.

Te invitamos a que seas participe en conservar la vida silvestre.

Encuéntranos en redes sociales Facebook, Twitter e Instagram

Compartir esta publicación